08/11/2018 urgente24.com - Nota

APRIETES
Amenaza y paros: la estrategia política-gremial que preocupa a Macri camino a la reelección

Calmar los caldeados ánimos que se vive en la Argentina en los últimos meses, sobre todo por el efecto inflación y el impacto en el bolsillo de los ciudadanos, es una tarea difícil. El Gobierno, y específicamente Mauricio Macri, ya asomó la idea de la reelección asegurando que está "listo para continuar", sin embargo, camino a octubre de 2019 no solo le toca convencer a los decepcionados que lo votaron hace dos años, sino que además tendrá que "pactar" con los gremios para poder seguir avanzando

Por Urgente 24 Calmar los caldeados ánimos que se vive en la Argentina en los últimos meses, sobre todo por el efecto inflación y el impacto en el bolsillo de los ciudadanos, es una tarea difícil. El Gobierno, y específicamente Mauricio Macri, ya asomó la idea de la reelección asegurando que está "listo para continuar", sin embargo, camino a octubre de 2019 no solo le toca convencer a los decepcionados que lo votaron hace dos años, sino que además tendrá que "pactar" con los gremios para poder seguir avanzando hacia su objetivo. El Presidente de la nación durante su mandato ya ha enfrentado 4 paros generales, y el quinto está en "veremos" tras las presiones del sector gremial que exige un bono de $5.000 pesos. A esta tensión gremial, se le sumó hoy el paro de Aerolíneas Argentinas, que dejó varados a unos 30 mil pasajeros, Macri salió a declarar y advirtió sobre una posible privatización de la empresa. La tensión sigue creciendo e incluso, para evitar nuevos "aprietes", el gobierno busca multar a todos los colectivos que trasladen personas para manifestaciones políticas. Acercándose diciembre, un mes polémico en Argentina, seguramente los gremios están preparando todo para seguir ejerciendo presión sobre la figura presidencial, mientras tanto en la Casa Rosada, posiblemente ideen un plan para tratar de frenarlos. APRIETES Falta menos de un mes para diciembre y menos de un año para las elecciones. La primera fecha es un mes polémico en Argentina, donde regularmente "pasan cosas" que desestabilizan el orden en la ciudad, e incluso en el país. La segunda, octubre de 2019, es la meta del presidente y quiere en ese entonces, poder ser reelecto como Presidente de la nación. En el mientras tanto, están los gremios, que refuerzan y amenazan cada vez más con "paralizar el país" como medida de presión al Gobierno por lo que es a juicio del sector una "pésima gestión que afecta a los trabajadores".  Para muchos analistas políticos, los aprietes de los gremios en algún punto pueden favorecer a la ya desmejorada popularidad del presidente Mauricio Macri. Los cortes, piquetes y paros generales, tienen a gran parte de la población "cansados", mismo sector que siente un fuerte rechazo por el sector gremial. No obstante, y valiéndose del poder y espacio que ocupan, los gremios afinan sus estrategias para seguir presionando al oficialismo. Y es que por ejemplo, en los dos años de mandato, el Gobierno se ha enfrentado a 4 paros generales, que además, dejaron pérdidas incalculables.  Estas medidas, que en teoría son reclamos fundamentados en la búsqueda de mejoras salariales para los trabajadores, se acercan más a una tendencia netamente política, o al menos así lo consideran algunos, como el vocero de Aerolíneas Argentinas que aseguró que el paro de hoy 08/11, que afectó a más de 30 mil pasajeros, es una "ilegal e lógico y que se acerca más a un hecho político que de un reclamo gremial".  En esta oportunidad, el Presidente salió al ataque, y asomó la posibilidad de privatizar la empresa. "No es justo que el 95% de las personas que no usan aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcione... También lo tiene que entender la gente que trabaja ahí", lanzó Macri a los líderes gremiales de Areolíneas Argentinas.  Y siguió: "Aerolíneas Argentinas, producto de la devaluación, del aumento del precio del petróleo, ha aumentado nuevamente su necesidad de financiamiento; desde que se estatizó, los argentinos tenemos que poner plata todos los meses para que funcione. La mayoría de las lineas aéreas que funcionan en el mundo no requieren que los ciudadanos de esos países pongan plata todos los meses". Pero el paro de hoy no sería la preocupación inicial del Presidente. La amenaza de un 5to paro general hizo temblar al Gobierno y ahora negocian con los "gremios combativos" un bono de $ 5.000 en dos cuotas acordado por la CGT y algunas cámaras empresarias.  "Desde el Frente Sindical, con la CTA y los movimientos sociales anunciaremos una medida de fuerza", anticipó Pablo Moyano, secretario general adjunto de Camioneros. "Cuando se firmó hace dos años el bono de $ 2000 nadie lo cobró", recordó, al desconfiar de la medida de que impulsa la "mesa chica" dialoguista de la central obrera.   El paro empañaría también la prestigosa cumbre del G20, en la que asistirán los presidentes y las figuras más importantes de la política mundial. Esto, por supuesto, no divierte a Mauricio Macri, un hombre conservador al que seguramente le resultaría bochornoso un lobby con cientos de personas protestando frente a la importante reunión.  Otro sector que no para de presionar es el educativo, en ese marco, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) lanzó un "paro educativo" en la Ciudad para el 22 de noviembre, cuando la Legislatura porteña trate el proyecto de Unicaba. El plus de Macri en materia electoral, sería entonces el descreimiento del sector gremial por parte de la sociedad. En 2017, un sondeo de opinión privado reveló que los sindicatos son las instituciones con peor nivel confianza entre los argentinos.  Según el estudio realizado por la consultora Taquion, 7 de cada 10 personas posee "poco o ningún" grado de confianza en las organizaciones gremiales, mientras que apenas 8% los considera "bastante o muy" confiables. 

#75670488   Modificada: 08/11/2018 21:52



Acceda a la nota web del medio