19/06/2019 La Nación - Nota - Economía - Pag. 21

En mayo, una familia tipo necesitó $11.504 más que un año atrás para no caer en la pobreza
Paula Urien
La canasta básica total, compuesta por bienes y servicios, aumentó 61,1% en doce meses

La canasta básica alimentaria (CBA), que contiene los productos que se necesitan para no estar por debajo de la línea de la indigencia, fue en mayo un 61,7% más cara que en igual mes de 2018. La canasta básica total (CBT), que marca la línea de la pobreza y tiene además bienes y servicios, aumentó en ese período un 61,1%, según el informe publicado ayer por el Indec "Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total. Gran Buenos Aires", correspondiente a mayo de este año.
En cuanto a la comparación con abril de este año, la CBA aumentó un 2% y la CBT, un 2,9%. Estos valores, al igual que los de abril, marcan una desaceleración de los aumentos que se registraron durante el primer trimestre de este año. Hubo una pequeña suba con respecto a abril de este año, que, en la comparación con marzo, había sido del 1,8% para la CBA y del 2,6% para la CBT pero una baja si se tienen en cuenta los aumentos de marzo respecto de febrero, que habían sido del 4,7% para la CBA y del 4,3% para la CBT.
Un adulto de entre 30 y 60 años necesitó $3911 para no ser indigente, cifra que era de $2410 en mayo de 2018. Por otro lado, para no caer en la pobreza, ese adulto debió asegurarse $9818 en mayo de este año, y $6085 en el mismo mes de 2018.
La CBA considera "un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas", se explica en el Indec. "De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes". Entre la lista de productos esenciales hay arroz, harina, fideos, azúcar, frutas y hortalizas. Por su parte, la CBT amplía la lista y considera bienes y servicios no alimentarios, como vestimenta, transporte, educación, y salud, entre otros.
Un hogar con dos adultos y 1 hijo necesita $9622 para superar el umbral de la indigencia, según los datos de mayo pasado. Si lo conforman dos adultos y dos hijos, se necesitan $12.086 y si son dos adultos y tres hijos, $12.712.
Hace un año, esos mismos grupos familiares debían asegurarse $5949, $7473 y $7860, respectivamente, para no ser considerados indigentes.
Por otro lado, para superar la línea de la pobreza, las mismas familias necesitaron en mayo de este año $24.152, $30.337 y $31.908 respectivamente, y $ 14.993, $18.833 y $19.808 en mayo de 2018.
El primer hogar, con un hijo, debió incrementar sus ingresos en $9159 en un año para no caer en la pobreza. El segundo, con dos hijos, necesitó $11.504 más que en mayo de 2018 y el tercero, $12.100 más que hace un año para mantener sus condiciones de vida.
El salario mínimo en la Argentina es de $12.500, por lo que suponiendo que los dos adultos de una familia trabajasen, podría alcanzarles para superar el umbral de la pobreza si tienen un solo hijo, pero no llegan a cubrir el monto indispensable para la familia si tienen dos o más hijos.
Les faltarían $5337 si tienen dos hijos y $ 6908 si tienen tres. Por otro lado, con dos salarios mínimos se supera la línea de la indigencia en los tres grupos.

CONSTRUIR, 3% MÁS CARO

Otro informe del Indec dado a conocer ayer hace referencia al índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires, también correspondiente a mayo.
Registró una suba de 3% con respecto a abril de este año. Este resultado surge como consecuencia del alza del 2,1% en los materiales (55,3% en un año), de 3,6% en mano de obra (38,2% respecto de mayo de 2018) y de 3,3% en gastos generales (46,2% interanual).
Con respecto a la mano de obra (albañilería y subcontratación de trabajos etc), incorpora los nuevos valores establecidos por el acuerdo salarial de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), del 25 de abril pasado.


Menciones: ceco1 cfinanE c2028se


#84142078   Modificada: 19/06/2019 07:49 Tirada: 121600
Difusión: 604692

Zoom      Imprimir      Bajar este escaneado