19/06/2019 La Nación - Nota - Política - Pag. 17

En el Gobierno esperan un "avance concreto" en el acuerdo con Europa
Jaime Rosemberg

Sin anticipar aún una fecha concreta, el Gobierno aguarda para las próximas horas un "avance concreto" en las negociaciones para un acuerdo UE-Mercosur, consideradas prioritarias por el presidente Mauricio Macri y su par de Brasil, Jair Bolsonaro, durante la reciente visita de este último al país.
"Estamos muchísimo más cerca del acuerdo final", afirmó ayer a LA NACION una alta fuente de la Cancillería, que encabeza Jorge Faurie. La delegación negociadora argentina encabezada por el secretario de Relaciones Internacionales, Horacio Reyser, y su par de Comercio Exterior, Marisa Bircher, viajará hoy a Bruselas para sostener -en conjunto con sus pares del bloque regional- una reunión con los equipos técnicos de la Unión Europea, paso previo para el acuerdo "político" a nivel de presidentes. El tema, afirmaron en la Cancillería, será discutido por el presidente Mauricio Macri y su par de la UE, Jean Claude Juncker, durante la próxima cumbre del G-20, en Osaka, Japón, y en la próxima reunión del Mercosur, a mediados de julio, en Santa Fe.
"Quedan pocos temas que fundamentalmente son algunas mejoras mutuas en sector agrícola. Además quedan algunos otros temas menores para poder concluir", informaron a LA NACION sin entrar en detalles sobre las mejoras, consensuadas con los equipos de Brasil, Uruguay y Paraguay. "Ambos bloques estamos respetando las sensibilidades mutuas para poder ver si es posible lograr un punto de encuentro", afirmaron, prudentes, desde la delegación nacional.
Durante su visita al país, hace dos semanas, Bolsonaro calificó de "inminente" el acuerdo y felicitó a Macri por "su trabajo" en pos de ese acuerdo. Desde la UE pusieron de inmediato paños fríos y afirmaron de manera extraoficial que aún restan "discusiones técnicas" antes de acordar, pero la Argentina y Brasil confían en alcanzar un primer acuerdo en los próximos meses, en coincidencia con las elecciones en las cuales Macri intentará lograr su reelección.
De todos modos, desde el Gobierno aclaran que un eventual acuerdo deberá ser refrendado por los parlamentos de los países miembros, lo cual demandaría un lapso mayor que el que indica el calendario electoral. "Nosotros sabemos cuales son los límites y hasta dónde llega cada país. El problema mayor lo tienen ellos, que son 28 y tienen muchos desacuerdos", comentó una alta fuente diplomática.
A pesar de las declaraciones en pos de un acuerdo efectuadas por el presidente Emmanuel Macron en su visita a Buenos Aires para la Cumbre del G-20, Francia -junto a Irlanda- ve con escepticismo la posibilidad de un acuerdo porque cree (al menos muchos de los integrantes de ese sector) que perjudicaría a su sector agrícola.
Macri también conversará de ese tema cara a cara con Macron, tanto en el G-20 de Japón -partirá rumbo a Indonesia como escala previa el próximo lunes- como en el paso de algunas horas que hará por París en el camino de regreso al país, a fines de mes.
"Hay un proceso de dos años desde que se firma el acuerdo hasta que finalmente se aprueba en cada país. Pero el inversor que está interesado y cree que se puede beneficiar con la confluencia puede empezar a planificar desde el momento en que el protocolo común es firmado por los presidentes", afirmaron, esperanzados, desde la Cancillería.
Más allá de las recientes críticas del kirchnerismo al eventual pacto, en el Gobierno aseguran que un acuerdo UE-Mercosur "es compartido por todas las fuerzas políticas" porque, en última instancia, "nos beneficia a todos".


Menciones: cpol1


#84142089   Modificada: 19/06/2019 05:31 Tirada: 121600
Difusión: 604692

Zoom      Imprimir      Bajar este escaneado